No te dejes engañar

Es muy común oír frases como: «Para bailar sólo necesitas sentir la música» o «una titulación no te convierte en buen bailarín».

Y, de hecho, en parte es cierto. Se debe sentir la música y no por tener más estudios se baila mejor. Pero, en el caso que quieras aprender de este/a bailarín/ina, te recomendamos que indagues un poquito:

  • Cuáles son sus conocimientos reales sobre el baile y otras disciplinas
  • Con qué profesionales se ha formado
  • Cuánto tiempo hace que se dedica al baile
  • Si ha bailado profesionalmente o competido de manera oficial
  • Si tiene formación específica como entrenador o profesor
  • Si forma parte de alguna federación actualmente
  • Si sigue formándose día a día

Aprende de su conocimiento

No por ser buen/a bailarín/a debe obligatoriamente enseñar bien. No tiene nada que ver.

No es lo mismo que te guste como baila una persona que tener que aprender de ella.

Fíjate bien en la actitud, empatía y paciencia que tiene. Es clave que sepa analizar y explicar bien los conocimientos y que tenga un método explicativo claro para que lo comprendas bien todo. Por mucho que el/la profesor/a sepa bailar muy bien, si no tiene la capacidad de transmitir toda esa información…de poco te va a servir.

Formación = garantía

La formación y experiencia como bailarín y como profesor son garantía de que puedas seguir aprendiendo de aquella persona durante un largo periodo de tiempo, aprendiendo siempre técnicas y conceptos nuevos.

Los conocimientos que adquiere un/a bailarín/ina durante su etapa de formación, la manera de explicar, y hasta los métodos que le hicieron aprender a él/ella también te ayudarán a aprender a ti.

A menudo encontramos profesores con una trayectoria muy corta que no tienen capacidad de enseñar a los mismos alumnos más de un trimestre. Su información pronto se acaba. Asegúrate que tengan mucho de lo que puedas aprender.

Valora la calidad

Quien conoce la danza a fondo sabe cual es el proceso que se debe seguir para aprender de la manera correcta.

Primero un pie y luego el otro, asumiendo los conceptos básicos y aprendiendo a desarrollarlos en un futuro.

Que no te pese machacar los pasos básicos hasta que el profesor considere que los has aprendido bien. Lo que quiere es que lo aprendas con calidad y así seas bueno en un futuro con las figuras más complicadas. En el momento en el que tu base sea clara y firme, empezarás con pasos cada vez más elaborados y así poco a poco te irás convirtiendo en un/a gran bailarín/a. Y tú, lo vas a notar.

No te estreses, el aprendizaje es contínuo

«Hacemos cosas nuevas en clase, las entiendo pero no me salen enseguida…»

«No soy capaz de retener más pasos»

«La técnica que me explican veo que es sencilla pero no la sé aplicar inmediatamente»

A menudo, sobretodo cuando ya se lleva un tiempo bailando, parece que nuestro aprendizaje ha quedado estancado. Nos cuesta seguir mejorando. En las primeras clases aprendíamos mucho pero ahora…parece que no tanto.

Piensa que el aprendizaje sí que es contínuo. Aunque te parezca que no, en las clases estás aprendiendo cosas nuevas, lo que pasa es que tu cuerpo todavía no es capaz de hacerlo. A pesar de entenderlo, aún no eres capaz de coordinarlo.

No te preocupes, es cuestión de tiempo, y sobretodo de práctica. Cuanto más practiques más rápido mejorarás.

A menudo sucede: etapa inicial en la que aprendes mucho, etapa siguiente en la que parece que no aprendes…y ¡boom! un buen día sin saber porqué todo aquello que te han ido explicando en clase el último tiempo ya por fin lo entiendes! Ya eres capaz de coordinar bien y bailarlo con más soltura.

Así que «keep calm», y practica más.

Nosotros, que nos dedicamos a ello desde hace muchos años, conocemos perfectamente la satisfacción que da el hecho de haber encontrado a un/a buen/a profesor/a. Saber que tienes mucho que aprender de él/ella, que lo que te explica realmente es cierto, que su manera de transmitir es clara y te hace pasar un buen rato, notar lo que aprendes y el desarrollo de tu baile día a día.

Esperamos haberte dado buenos consejos para que puedas escoger bien a tu profesor/a de baile.

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp