¿Por qué no castigar(te) así?

“Ahora que voy a ir a la universidad, debo dejar de bailar”.

“Si no sacas buenas notas, te desapuntaré de baile”.

El castigo. Privarte a ti mismo de algo que te gusta o privar a tu hijo/a de algo para conseguir que cumpla con sus obligaciones.

Pero, ¿por qué no se debería usar el “quitar el baile” como herramienta?

El baile ayuda a desarrollar la creatividad.

Bailar está íntimamente relacionado con el desarrollo cognitivo.

Hay varias etapas en la vida de un niño/a y en cada una de ellas se produce un período concreto del desarrollo cognitivo. Por ejemplo, entre los 7 y los 11 años, se empieza a distinguir entre realidad y ficción y a conocer la moral. Se empiezan a aplicar operaciones y principios lógicos para interpretar. El pensamiento se ve limitado por aquello que siente, que oye, ve y experimenta personalmente.

La danza y el arte enriquecen los sentidos y contribuyen al buen desarrollo.

Bailar = Desconexión

Todos necesitamos desconectar, tanto niños como adultos.

Ver una película, leer, hacer deporte…y, ¿por qué no bailar?

Pasamos al día muchas horas concentrados: en el trabajo, en los estudios, con las tareas domésticas…El ratito que pases en las clases de baile te ayudará a desconectar al 100%.

El baile como deporte

La OMS lleva años alertando de la peligrosidad del sedentarismo. En España alrededor del 27% de la población tiene una vida totalmente sedentaria. Y no es de extrañar: trabajo en oficinas, en despachos, los estudios, bibliotecas, cines…

En los colegios la gran parte del tiempo los niños/as están sentados.

Ir a la escuela de baile es garantía de movimiento. Y no solamente las piernas, en el baile participan muchas partes del cuerpo.

Tomar consciencia del deporte y de la necesidad de moverse cuando son niños/as les ayudará en un futuro.

Recargar energía con el baile

El hecho de estar el 100% del tiempo estudiando no significa sacar mejor nota.

Se debe estudiar el tiempo efectivo y organizarse. Hay estudios que indican que el máximo de horas de estudio efectivas en un día es de entre 4 y 6 horas, las cuales incluyen asistencia a clases, pasar apuntes a limpio, buscar información…El resto del día, es aconsejable hacer alguna cosa totalmente diferente para así refrescar el cuerpo y alma y recargar la energía para poder estudiar más al día siguiente.

Si necesitas tener más tiempo para ti, si requieres de más tiempo para estudiar, si tu agenda es complicada…¡no elimines el baile!

Lo sabes, el baile no es simplemente «baile». El baile tiene mucho a su alrededor, y todo es positivo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp